«A mi me llama a mi puerta el Sevilla y por supuesto que voy, voy porque soy sevillista, porque estoy cualificado y porque todos estos años lo único que he hecho ha sido intentar aprender para volver algún día [...] el Sevilla es mi casa». Así de rotundo se ha mostrado Manolo Jiménez en su paso por Radio Marca, donde se ha ofrecido como futuro candidato al banquillo del conjunto hispalense. La situación de Vincenzo Montella pende de un hilo que podría ser cortado antes del término de la presente temporada, y ya se barajan diferentes nombres para ocuparlo o bien ahora, o cuando finalice el curso.

No obstante, el técnico cree que el club no se precipitará en el cambio y mantendrá al italiano en el cargo: «El Sevilla tiene que centrarse ahora en morir en los cinco partidos que quedan, sea cual sea la decisión, siga o no siga Montella, lo que tienen que pensar es que el futuro inmediato del equipo pasa por meterse en Europa [...] Es el momento de los jugadores, sin tener que mover siempre al entrenador, a no ser que el entrenador no se sienta con fuerza para seguir porque haya problemas internos en el vestuario, que no creo, son los jugadores los que tienen que reunirse no solo cuando se cambia un entrenador». Con un futuro abierto, ¿sería el actual entrenador del AEK Atenas y recientemente coronado campeón de la liga griega, el candidato correcto para el puesto?