El joven guardameta del AC Milan aún continúa con un futuro repleto de dudas y donde la niebla, espesa, no deja entrever hacia dónde le guiará. El tira y afloja entre el conjunto rossonero, unido al interés fehaciente del PSG junto con las ganas de su representante, Mino Raiola, de que acabe dejando la entidad italiana, pueden marcar el punto y final a una relación temprana y que podría ser poco duradera profesionalmente.

Gianluigi Donnarumma, en declaraciones a Sky Sport, no disipó alguna lectura que afiance su presencia en Milán la próxima temporada, lo que dejaría la puerta abierta a un posible cambio. «¿Mi futuro? Ahora no pienso en ello, me centro en trabajar», recalcó el portero que, de momento, opta por no mojarse tras lo que ha tenido que afrontar en los últimos meses.