Uno de los jugadores que este verano podrían dejar dinero en las arcas del AC Milan para ayudar a la reconstrucción es Hakan Calhanoglu, que pese a jugar un importante número de partidos (41), no ha terminado de cumplir con las expectativas, en una segunda campaña donde suma 2 goles.

El turco de 25 años, poseedor de un gran golpeo de balón, ha decepcionado en el cuadro rossonero, que según relatan en Italia pide alrededor de 30 M€ por él. Y podrían obtenerlos los de San Siro, porque cuenta con dos interesantes pretendientes ingleses que son West Ham y Leicester City, como indica Fanatik.