El nuevo técnico del AC Milan ha llegado al club con el firme deseo de levantar al conjunto italiano y hacerle competir en un futuro por grandes títulos. Dicho así, Stefano Pioli ha firmado un contrato donde se le ha añadido una cláusula un tanto curiosa, pero que guarda relación con los objetivos propuestos.

Según el Corriere della Sera, se le garantiza una prima especial de medio millón de euros si clasifica al equipo para la próxima edición de la Champions League, pero también una opción de rescisión a favor del club, en caso que el AC Milan no dispute en el curso 2020/21 torneos continentales.