Siguen los tiras y aflojas entre Atlético de Madrid y FC Barcelona con motivo del fichaje del atacante francés Antoine Griezmann por la escuadra de la ciudad condal. Después de que el Atlético de Madrid haya reclamado que el FC Barcelona debe pagar 200 M€ y no 120 M€ por el jugador galo, la RFEF ha decidido abrir expediente tanto al equipo culé como al futbolista.

Esto es precisamente lo que señala Iusport, fuente que también añade que el objetivo es ahora conocer si la entidad presidida por Josep María Bartomeu incurrió en alguna infracción durante la negociación con un futbolista que todavía tenía contrato con otro equipo. Ahora el diario Marca publica que pese a que el tema no se ha solucionado si que podría acabar de una forma amistosa. El motivo es que ambos clubes están por la labor de alcanzar un acuerdo con el fin de acabar con este conflicto.