El centrocampista del Liverpool se ha convertido en una pieza clave para Jürgen Klopp y ha destacado en el final de año de los reds, en los que anotó 5 tantos en 6 encuentros y se echó el equipo a la espalda ante la ausencia de Philippe Coutinho. Esto le ha servido para ser elegido mejor jugador inglés del 2016.

Este galardón se otorga según la votación popular y Adam Lallana ha conseguido el 39% de los votos, por delante de Jamie Vardy (12%) y Wayne Rooney (8%). «Este premio es un gran honor. Los últimos tres ganadores fueron Rooney (2015), Rooney (2014) y Steven Gerrard (2012), por lo que sirve para demostrar el gran logro que es este premio», aseguró el jugador.