Uno de los pocos jugadores de Argentina que habló anoche tras la debacle ante Croacia (0-3) fue Sergio Agüero. El delantero del Manchester City dejó claro que existe un evidente desencuentro entre los jugadores de la albiceleste y el entrenador Jorge Sampaoli.

Así lo mostró después de ser cuestionado el técnico y afirmar que los futbolistas no se habían adaptado a su proyecto. «Queda todavía una chance. Hay que esperar el resultado de mañana y ganarle a Nigeria. Que diga lo que quiera», reveló el atacante a TyC Sports.