El impulsor de la moción de censura en el FC Barcelona contra Josep Maria Bartomeu es Agustí Benedito, que en 2015 luchó por ser presidente de la entidad catalana. Hoy ha anunciado a los medios que le faltan unas 6.000 firmas para impulsar dicha iniciativa, y, a diferencia de otras ocasiones en las que no se ha referido a la plantilla, no ha dudado en hablar de Lionel Messi para argumentar contra el dirigente culé.

«Si no existe la rúbrica del futbolista no hay validez en el contrato. Viendo como están las cosas, a lo mejor la continuidad de Bartomeu es el principal obstáculo para que Messi firme, afirmó Benedito. Cabe recordar que el argentino no ha estampado su firma aún en ese contrato ni se ha realizado la foto de ese momento», aunque sí lo hizo su padre.