«Estoy muy a gusto en este club y he vivido una situación inmejorable. Soy empleado del Alavés y trabajo para intentar ganar los cuatro partidos que nos restan. Nunca me habéis escuchado decir que no voy a seguir en el Alavés y nunca lo he dicho». De esta forma despejó anoche Abelardo los rumores relativos a su futuro. El preparador asturiano quiso dejar claro que, pese a lo que se viene contando por su cabeza solo pasa ahora mismo la idea de cerrar la temporada con el Deportivo Alavés. «Entreno en el Alavés. Me debo al Alavés y mi cabeza está en el Alavés y en ningún momento mi cabeza va a estar en otro club. Ellos se acordaron de mi cuando estaba en el paro. No me gusta hablar de esto y son cosas que no son ciertas. Estoy concentrado en mi trabajo preparando el partido del sábado ante el Athletic», añadió.

Eso sí, también al término del choque ante el FC Barcelona, el presidente de la entidad, Alfonso Fernández de Trocóniz, dejó claro que el combinado vasco ya ha asumido que el entrenador abandonará el club al término de la temporada. «Ha trascendido, cuando se busca una continuidad hay que cerrar un acuerdo entre las partes. Hemos intentado hacer un grandísimo esfuerzo pero el míster ha decidido que quiere tomar otro camino. Buscamos lo mejor para el club», aseveró.