Sigue el éxodo de jugadores españoles. Cada vez son más, sobre todo jóvenes, los que dejan la Liga BBVA para embarcarse en una aventura fuera de las fronteras de la Península. Es tal la atracción, que ya hay algunos futbolistas que lo hacen sin tener ninguna garantía de poder quedarse.

Este es el caso de Sisi, quien se ha ido a probar suerte con el Kaiserslautern de la segunda división alemana. El habilidoso extremo manchego, quien sigue siendo propiedad del Osasuna, ha conseguido el permiso de su club para llevar a cabo esta prueba. En caso de que no prosperase, podría volver a los entrenamientos con el conjunto rojillo.