La primera edición del Trofeo Yashin, que se ha entregado en el Teatro del Châtelet de París, va a parar (nunca mejor dicho) a las arcas de Alisson Becker. El cancerbero del Liverpool ha firmado un curso sensacional tanto a nivel individual como colectivo, puesto que se ha alzado con la Liga de Campeones con el conjunto comandado por Jürgen Klopp, siendo determinante bajo palos a lo largo de la campaña 2018-2019. Asimismo, el ex de la AS Roma también fue clave en la consecución de la Copa América en su país natal con la Selección de Brasil.