El Getafe ya piensa en grande, regresa a la primera división. El club azulón, sin casi margen ya ha empezado a planificar la temporada que viene, y en lo que respecta a la plantilla, se han producido varios acontecimientos a raíz del sufrido ascenso, como bien recoge el diario Marca.

Álex Faurlín renueva su contrato de forma automática con el Getafe al haber logrado aterrizar en la máxima categoría, se prolonga su vínculo que acababa el día 30 de este mes por un año más. Casos similares son el de Portillo, Chuli y Álvaro Jiménez, que por el mismo motivo pasarán a pertenecer al club madrileño de forma definitiva tras su cesión por parte de Betis, Almería y Real Madrid, respectivamente. Por otro lado Alberto García y Facundo Castillón abandonarán la entidad.