El Borussia de M’Gladbach se está erigiendo como uno de los fijos en la parte alta de la Bundesliga en estos últimos años, y dentro del equipo, Álvaro Domínguez se ha convertido en uno de los líderes de una plantilla muy joven. El español ha dado un gran salto cualitativo, y aunque en España está pasando desapercibido, en el resto de Europa no es así.

El ex del Atlético de Madrid ha reconocido el interés de varios equipos en el pasado mercado de verano, equipos como el Nápoles o el Galatasaray. «Había muchos equipos interesados, eso es cierto. Sin embargo, para mí marcharme no era una opción. Estoy muy feliz aquí», aseguró el español para Kicker. Por otro lado, el defensor no cerró del todo las puertas a una futura salida. «En el fútbol no existe la seguridad al 100%, pero la probabilidad de que me quede es muy, muy alta», concluyó.