Uno de los jugadores que prometía mucho hace varios años, pero se ha quedado estancado con el transcurso del tiempo, es André Schürrle. No cabe duda que el germano atesora mucha calidad con el cuero bajo sus dominios, pero da la sensación que sus mejores destellos los disfrutamos durante el Mundial de Brasil 2014.

Pese a ello, el campeón del mundo con Alemania, que tiene 28 años, ha despertado el interés de la Lazio. Schürrle, que en la actualidad milita en el Fulham, parece que no acaba de encontrar su sitio, por lo que la opción de la Serie A podría ser un escaparate interesante para el futbolista. El principal problema es la elevada ficha que está percibiendo en el Borussia Dortmund, club que lo cedió al Fulham. ¿Qué le deparará el futuro al alemán?