La contratación de André Silva por el AS Mónaco se truncó porque el ex del Sevilla no superó el pertinente reconocimiento médico. Pese a ello, varios equipos han manifestado su interés para incorporar a sus filas al portugués, de 23 años. Tal y como informa Sport Mediaset, Olympique de Marsella y Southampton estarían muy pendientes de la situación del jugador en el AC Milan.

Siguiendo con lo publicado por el citado medio, el Wolverhampton Wanderers también habría estudiado la posibilidad de reforzar su parcela ofensiva con el aterrizaje de André Silva en la entidad del Molineux Stadium. No obstante, da la sensación que va a echar las redes sobre otro integrante de la escuadra rossoneri, en este caso Patrick Cutrone. ¿Dónde acabará finalmente el ariete luso?