Aprovechando el parón de selecciones de este final de marzo, Ángel Di María ha hablado en las últimas horas con el diario Olé. El jugador del PSG ha analizado la decepcionante eliminación del club parisino a manos del Real Madrid en Liga de Campeones y no se ha mordido la lengua sobre este tema.

«Fue un duro golpe. Gastamos 400 M€ en nuevos jugadores y era normal que tuviéramos grandes objetivos. El club ha sufrido mucho por la eliminación, es obvio que los aficionados estén decepcionados. Pero hay que saber cómo levantar la cabeza y ahora queremos el triplete de Francia, el año pasado no pudimos lograrlo. Habrá grandes cambios la próxima temporada», afirma El Fideo.