Tras anunciar hace unos meses su deseo de colgar las botas, Antonio Di Natale ha cambiado ahora de opinión. El atacante de 36 años ha concedido unas declaraciones a Il Corriere della Sera en las que afirma que está abierto a regresar a Udinese, escuadra con la que todavía tiene contrato, según el jugador.

«Es una pena que la temporada haya acabado ya que me encontraba en buena forma física y disfrutaba con ello. Intentaré continuar. Espero continuar. Estoy vinculado a Udinese por otro año más de contrato. El pasado jueves estuve en la oficina del presidente Pozzo, y hablamos. Ahora que Guidolin decidió irse, quería saber cuál era el proyecto. El presidente me tranquilizó, y ahora estoy de vacaciones», afirmó el futbolista.