Mañana acaba Arjen Robben su etapa en el Bayern Múnich con la disputa de la final de la Copa de Alemania. El holandés de 35 años se va del Allianz Arena tras una década en la que ha cosechado un gran palmarés, se ha ganado a los aficionados y ha vivido sus mejores años como futbolista.

Ahora en palabras a Goal ha explicado cómo fue hace una década su llegada desde el Real Madrid: «Me resultó difícil por el cambio de presidente en Real Madrid. En Madrid me sentí muy cómodo e hice buenas actuaciones. Entonces, la política del club cambió. Ya no tenía oportunidades y tuve que decidir si tenía sentido quedarme. El Bayern apostó fuerte y fue rápido y concreto. Me había mostrado desde el principio que querían comprometerse. Sienta bien cuando un club grande se esfuerza tanto y por eso me fui a Munich. No se trataba sólo de Cristiano Ronaldo. Florentino Pérez había vuelto como presidente y también había traído a Kaká, Benzema y Xabi Alonso. El club había gastado mucho dinero y me dijo que también tenían que ganar dinero. Para mí fue una pena, porque estaba bien con Manuel Pellegrini. Además, tuve quizá la mejor pretemporada de mi carrera».