«Un descanso este verano no me vendrá mal. Creo que aún me quedan dos años para poder seguir jugando al máximo nivel. Dependerá también de lo que diga el club, pero aún me veo con fuerzas para jugar en la élite hasta 2020. Son decisiones que hay que meditar con la familia y con los amigos mientras se cena algo en la cocina. Ya veremos».

Estas declaraciones que recoge Bild son de Arjen Robben, jugador de 34 años del Bayern Múnich, autor de 5 goles en 23 encuentros esta temporada con el cuadro bávaro. El holandés no sabe si seguirá en Baviera la temporada que viene pero sí desea continuar en la élite.