Ya son varias las semanas durante las que se viene hablando de un interés de distintos conjuntos de primer nivel en Mesut Özil. Así, dos de los que han mostrado más insistencia son FC Barcelona y Manchester United, aunque por el momento ninguna de las opciones se ha concretado. Con un contrato que le une con el Arsenal hasta junio de 2018, el germano no ha aceptado las ofertas de renovación por parte gunner, lo cual no ha hecho sino disparar los rumores.

Sin embargo, el técnico Arsene Wenger se muestra confiado. Así lo ha hecho saber en rueda de prensa, donde apuntó que «Creo que él quiere quedarse. Nosotros no haremos nada más para convencerlo de que renueve. Después, nadie sabe qué sucederá a final de temporada». El futuro del futbolista apunta cada vez más lejos de Londres.