Granit Xhaka (27 años) ha tomado una decisión. Debido al enfrentamiento que mantuvo con la grada durante el partido contra el Crystal Palace, los vínculos entre jugador y afición han quedado prácticamente rotos. El centrocampista ya ha pedido al Arsenal su salida durante el mercado de invierno.

Según Telegraph, han salido al paso los primeros equipos para tratar de hacerse con el jugador. El AC Milan conoce que el futbolista pretende buscar casa en Milán, por lo que intentará lanzarse a por el jugador lo antes posible. Por otro lado, el Newcastle también vería con buenos ojos la incorporación de Xhaka.