Desde la marcha de Niko Kovač, propiciada por la goleada encajada a domicilio con el Eintracht de Frankfurt, el Bayern Múnich ha recuperado la senda del triunfo al doblegar a Olympiakos (Liga de Campeones) y Borussia Dortmund (Bundesliga). La abultada victoria frente a las tropas de Lucien Favre va a significar un auténtico punto de inflexión en el devenir de los bávaros, especialmente en lo que hace alusión al futuro de Hans-Dieter Flick al frente del proyecto.

Karl-Heinz Rummenigge, director general del cuadro muniqués, salió al paso de los rumores que situaban a Arsène Wenger en el Allianz Arena: «Creo que ha habido un malentendido recíproco, lo lamento. Hablaremos por teléfono para aclarar las cosas porque no queremos tener ningún problema con él». Igualmente, el galo, leyenda en el Arsenal, se ha manifestado al respecto en beIN Sports: «Ante todo, he de decir que nunca fui candidato. Hubo una charla, pero yo no estaba en la carrera para el cargo de entrenador. Esto es claro y definitivo, pero no quiere decir que cierre las puertas a entrenar a otro club». ¿Cuál será la siguiente parada del de Estrasburgo?