Ayer Arsène Wenger anunciaba que abandonará el Arsenal a final de temporada, después de 22 años al frente de los gunners. Una decisión que ha tenido un gran eco en el planeta fútbol, pero que como sucede en estos casos tiene siempre otras lecturas diferentes.

De acuerdo con The Sun, el combinado londinense sería el que habría decidido prescindir del alsaciano, con el que habría acordado pagar los 12,5 M€ que le adeudaba de la siguiente temporada para poner fin a su vinculación. Y se habría pactado también el anuncio que ayer hizo el entrenador.