A pesar de que tiene contrato hasta 2022 con la Roma y por tanto su continuidad no parece correr peligro, las grandes acutaciones de Cengiz Ünder ya han provocado el interés de grandes clubes como el Bayern Múnich. De ahí que a los giallorossi les hayan entrado las prisas.

De acuerdo con CalcioMercato.it, el club de Trigoria quiere ampliar su vínculo con el futbolista, si bien la traba con la que se encuentran en las negociaciones con su agente es la cláusula de rescisión que quieren incluir en el contrato. Porque se habla de una cifra que puede oscilar entre los 40 y los 50 M€.