El limitado perfil de futbolista al que puede recurrir el Athletic de Bilbao, ha dejado este año a los vascos con una plantilla más corta de lo normal. El problema se divide entre la falta de jugadores, y la gran cantidad que juegan en equipos grandes.

Varios rumores apuntaban a que Ernesto Valveder había pedido los fichajes de Natxo Monreal, César Azpilicueta y Raúl García. Sin embargo, el propio entrenador ha dejado claro lo difícil de dichas operaciones. «Los entrenadores pedimos muchos jugadores, pero luego tiene que darse que el jugador quiere venir. Porque igual están en el Chelsea muy a gusto, en el Arsenal muy a gusto, en el Atlético de Madrid muy a gusto ... o en la Real muy a gusto», comentó el técnico.

Por otro lado, el Txingurri también hizo alusión a su posible renovación, aunque no fue demasiado concreto. «No tengo nada que decir, lo único que me preocupa es ganar el viernes y tenemos una liga muy dura por delante. Cada cosa a su tiempo», concluyó.