Iker Muniain, una de las estrellas del Athletic de Bilbao, ha podido convertirse en protagonista en el empate contra el Real Valladolid en San Mamés, pero Jordi Masip evitó la diana del mediapunta con una intervención de mucho mérito en el tramo decisivo de la contienda. «En casa, siempre queremos sumar de 3 en 3 y esperábamos que podíamos conseguirlo. Ellos apenas nos han creado peligro y el gol ha sido un rebote nuestro. Estuvimos mejor que otros días con el balón», ha indicado en unas declaraciones de las que se ha hecho el diario As.

Muniain, de 26 años, está cada vez más cerca de los 50 encuentros como capitán de los rojiblancos, ya que este domingo 20 de octubre ha alcanzado el número 47. El proyecto encabezado por Gaizka Garitano acumula 4 duelos seguidos sin conocer el triunfo: «No es lo que queremos, que haya rachas negativas o de sumar pocos puntos. Esperemos que dure lo menos posible esta», ha precisado el talentoso futbolista. A lo que ha añadido que se han apreciado «cosas rescatables y motivos para pensar en salir de esta mala dinámica».