El Athletic de Bilbao ha logrado un meritorio triunfo en El Sadar frente a Osasuna, rompiendo el récord del cuadro rojillo en su feudo. Las tropas de Jagoba Arrasate habían encadenado la friolera de 31 jornadas seguidas sin conocer la derrota delante de su fiel parroquia. Además, los leones han conseguido, de este modo, su primera victoria a domicilio en la presente campaña en LaLiga Santander.

Iñaki Williams, que inauguró el luminoso en Pamplona, ha inscrito su nombre en los libros de historia de la entidad de San Mamés. El canterano del Athletic Club ha alcanzado un récord absoluto con la zamarra rojiblanca, dado que ha sumado un total de 133 encuentros de manera seguida jugando con los bilbaínos en el campeonato doméstico de nuestro país. Con ello, ha superado a Carmelo Cedrún (132), mientras que los siguientes en la lista son Jesús Garay (104), Andoni Zubizarreta (103) y Estanis Argote (103).