Con una actitud intachable y una profesionalidad digna de elogio, el combativo Gaizka Toquero (25 años) ha conseguido que su nuevo contrato con el Athletic de Bilbao contenga ya una notable cláusula de rescisión: 20 M€.

Esa cifra, que se mantendrá, al menos, hasta junio de 2012, y el correspondiente incremento salarial premian el enorme compromiso que ha mostrado el delantero desde que aterrizó en San Mamés. Primero, aceptó sin rechistar su cesión al Éibar (15 partidos, 4 tantos) y, después, supo ganarse un hueco en el once inicial del cuadro vizcaíno (38, 5) hasta convertirse en uno de los jugadores más queridos por la siempre exigente afición rojiblanca.