Uno de los juagdores del Atlético de Madrid que terminaban contrato en 2012 era Álvaro Domínguez, que ha sido una pieza fundamental del equipo en los dos últimos años. El central de 22 años acumula 83 encuentros (3 goles) con el cuadro rojiblanco y como ha demostrado un buen rendimiento el combinado colchonero ha querido renovarle.

El jugador se comprometerá con la escuadra madrileña durante tres años más, hasta 2015, dejando así de lado algunos rumores que lo situaban en Inglaterra (ver artículo). La entidad del Manzanares no ha querido esperar a que el próximo mes de enero el futbolista pudiese negociar con otros conjuntos y por eso ha amarrado cuanto antes su continuidad.