«Me gustaría jugar en la Primera ya que el fútbol español es, por su estilo, el que más me conviene. Me espera una decisión difícil. He pasado varias noches sin dormir, pero tengo que pensarlo todavía. Estar sentado en el banco no es mi opción, quiero que me garanticen que voy a jugar».

Estas declaraciones son de Andrej Kramaric, atacante de 23 años del Rijeka, que suma 29 goles en 35 partidos esta campaña. Ahora ha hablado para el medio croata Sportske Novosti y en sus palabras ha dejado claro que le encantaría aterrizar en España, después de haber sido vinculado recientemente con el Atlético de Madrid.