Tras el largo desplazamiento a Azerbaiyán, donde mañana jugará el Atlético de Madrid en casa del Qarabag en Champions League, Diego Simeone ha hablado en rueda de prensa. El entrenador madrileño ha defendido la labor de su equipo y avisa de cara a mañana ante un partido que se espera complicado.

«Todos los partidos no son iguales y el rival, pese a que aparenta ser débil, ante el Chelsea hizo un buen primer tiempo y al Roma le costó ganar. En su casa todos tienen dificultades. Queremos sentirnos cómodos en el juego que queremos hacer. Tiene buena posesión de pelota. En el fútbol pasan situaciones diferentes en cada partido, en cada momento. Las dificultades están, es un juego, es fútbol y el más fuerte a veces no lo es como aparenta serlo. Los dos querrán dar lo mejor», afirmó el argentino.