El Atlético de Madrid no podrá inscribir a ningún jugador nuevo este verano debido a la sanción impuesta por la FIFA. Sin embargo si que podrá vender. El Oporto ya anunció que ejercería la opción de compra por Oliver Torres, lo que supondrá un ingreso de 20 M€ para el club colchonero. Por otra parte, la marcha de Theo Hernández al Real Madrid se ha convertido en un secreto a voces. Todo parece indicar que se recibirán cerca de 26 M€ por el francés, una cantidad algo superior a los 24 M€ que figuran en su cláusula de rescisión.

André Moreira se convirtió en el portero suplente de emergencia con las lesiones de Moyá en agosto y de Oblak en enero, pero parece haberse convertido en un jugador residual que saldrá para poner rumbo al Benfica, un traspaso tasado en unos 10 M€ a favor del cuadro madrileño. El último caso es el de Leo Baptistao, por quién el Atléti ha recibido ya 3,5 M€ que suponen la compra total de los derechos del punta por parte del Espanyol. Todo ello suma más de 60 M€ que la entidad rojiblanca utilizará para apuntalar la continuidad de las grandes estrellas que actualmente forman parte de su plantilla.