Protagonista de una complicada racha en la que acumula nada menos que 16 partidos de Liga sin ver puerta, el delantero Diego Costa (30 años) es uno de los grandes referentes ofensivos del Atlético de Madrid. Junto a él se encuentra el francés Antoine Griezmann, máximo favorito a alzarse con el Balón de Oro y al que el conjunto rojiblanco renovó por todo lo alto el pasado verano debido al interés de un FC Barcelona dispuesto a pagar su cláusula de rescisión.

A fin de lograr su objetivo, el Atlético de Madrid elevó la ficha del francés hasta nada menos que 20 M€ por temporada, cifra que dista más que notablemente de los 8 M€ que actualmente ingresa Diego Costa. Esta situación, según destaca el diario Marca, provocó un malestar del internacional español que “no entendía la enorme brecha salarial existente entre él y el recién renovado”. Tanto es así que solicitó que su ficha fuera mejorada y si no se plantearía la salida del club con destino a otro mercado emergente como el chino. De cualquier modo, los aficionados rojiblancos puedes estar tranquilos. A tenor de la fuente antes citada, las aguas bajan más tranquilas y el calentón parece extinguido.