En la rueda de prensa previa al partido que mañana jugará el Atlético de Madrid en Balaídos, Diego Simeone ha querido levantar los ánimos tras el empate del pasado miércoles en Bakú. El entrenador rojiblanco ha recordado que en la temporada que ganaron la Liga también perdieron duelos.

«Cuando salimos campeones perdimos en Almería y contra el Levante. El fútbol es maravilloso y da posibilidades a todos. La contundencia es determinante y los que tienen más viven más cómodos y los que tienen menos viven con más dificultades. A lo largo de la temporada se dan situaciones diferentes. El fútbol no es fácil, pero estamos en el lugar que nos toca e intentando dar el máximo. Estamos manejando niveles de competitividad buenos, más allá de la derrota contra el Chelsea. Lo preocupante sería si dejamos de competir o de ser nosotros mismos. Si hubiéramos marcado una de las que tuvimos el otro día habría sido un partido más que habríamos ganado», afirmó el argentino.

Además ha mandado un mensaje de optimismo: «La realidad es que no podemos contratar futbolistas y competimos con los mismos chicos esforzándose por competir al máximo. No me pongo entusiasta cuando ganamos en Bilbao ni me deprimo cuando empatamos en Bakú. Hay que encontrar la estabilidad. Si el equipo interpreta los momentos de la temporada encontraremos el camino».