Diego Pablo Simeone logró convencer a Ángel Correa de que se quedase en el Atlético de Madrid. Y no se equivocó. El futbolista fue vital para su equipo entrando como revulsivo en la segunda parte para que su equipo lograse igualar el choque ante el Girona con un hombre menos.

El futbolista rojiblanco tenía ofertas importantes desde Italia e Inglaterra. Incluso salieron informaciones que aseguraban que el Liverpool ofrecía 28 M€. El jugador veía con buenos ojos salir en busca de minutos, pero el Cholo se encargó de la situación y su decisión ya da sus primeros frutos al Atlético.