Relegado a un segundo plano en el arranque de curso, el central Felipe Monteiro va poco a poco ganándose la confianza de Diego Simeone. En una entrevista concedida al diario As, el zaguero brasileño ha reconocido que aclimatarse al Atlético de Madrid no está siendo, ni mucho menos, una tarea sencilla.

«El grupo me recibió muy bien, de forma excepcional. Me estoy adaptando, las características del Atlético son diferentes y siempre es difícil para los que llegan. El sistema defensivo es muy exigente y yo estoy trabajando muy fuerte. En el Oporto era diferente. Allí, en Portugal, los defensas juegan más abiertos, con los medios bajando más por dentro. Aquí tenemos que estar más cerrados, más juntos, con mucha atención, pero poco a poco me voy adaptando. En Portugal jugaba en un equipo muy potente como el Oporto que dominaba mucho los partidos y marcábamos casi en mitad del campo contrario, intentábamos robar en esa zona. Podemos decir que era más fácil hacerlo. Aquí todos los equipos tienen más calidad, un buen pase interior, habilidad para salir… Si no consigues robar tras la primera disputa o la segunda, tienes que volver a posicionarte a tu campo porque si no te pueden hacer peligro muy rápido. Además, aquí se repliega muy junto, de forma muy ordenada», explicó.