El entrenador del Atlético de Madrid, Diego Simeone, acaba de conocer hoy la sanción que la UEFA le ha impuesto por su ya famoso gesto en la celebración del segundo gol de su equipo ante la Juventus de Turín, en la ida de octavos de final.

El preparador argentino podrá estar sentado el martes en el banquillo, de manera que solamente ha sido sancionado con 20.000 € de multa. Un castigo que ha sido muy bien recibido en la escuadra madrileña.