«João Félix no pudo acabar los 90 minutos del partido disputado en el Wanda Metropolitano ante el Valencia CF y tuvo que dejar el terreno de juego en el minuto 80. El luso se ha sometido a una resonancia y una radiografía en la Clínica Universidad de Navarra y el parte ofrecido por nuestros servicios médicos indica que sufre un esguince de grado II del ligamento lateral externo del tobillo derecho. El futbolista queda pendiente de evolución», ha indicado el Atlético de Madrid sobre la joya portuguesa a través de un comunicado. Por tanto, habrá que esperar para conocer el alcance de su lesión después del empate cosechado en la capital de nuestro país.