Diego Simeone acaba de pasar por sala de prensa para analizar el choque que mañana mismo mide al Atlético de Madrid con el Sevilla y ha vuelto a referirse al incierto futuro de Yannick Ferreira Carrasco y Fernando Torres, jugadores que podrían emigrar a China en los próximos días. «No puedo opinar mucho sobre Carrasco porque está negociando su situación, lo de Fernando no tengo notificación, entrenamos bien todos y cuando el 28 acabe el mercado valoraremos lo que pueda pasar», explicó.

Durante su comparecencia, el Cholo se ha mostrado preocupado por el hecho de que el dinero de los clubes asiáticos acabe siendo más poderoso que cualquier proyecto deportivo. «Jamás me metí en las cuestiones de las personas. Siempre que sea crecimiento lo veo bien. Si es crecimiento económico ya es una elección personal. En el fútbol no me sorprende anda, estamos atados a esa posibilidad y a estas elecciones (...) Siento preocupación porque con todo el dinero que da vueltas, más allá de la elección de los jugadores, para los entrenadores no es cómodo porque piensas qué puede pasar», aseveró.