Diego Pablo Simeone dio ayer una rueda de prensar especial, donde lo importante no estuvo en sí sobre el terreno de juego, con todo decidido, sino en el significado de la ocasión. En el verde, el partido del Atlético de Madrid fue marcado por Fernando Torres, quien anotó dos goles en una tarde de despedida que pudo ser la de más de un miembro de la plantilla, algo que abordó el técnico en rueda de prensa.

En primer luego, el argentino tuvo palabras para el delantero de Fuenlabrada, al que le abrió las puertas del equipo en un futuro: «Quizás nos volvamos a encontrar, porque la vida futbolística es muy larga. No tengo ninguna duda de que será una pieza importante en años dentro de un puesto importante en el Atlético». Pero también tuvo palabras para referirse a Jan Oblak, donde dejó entrever su gran deseo sin atreverse a asegurar su continuidad: «Queremos que los mejores sigan con nosotros para que crezcan ellos individualmente y nosotros como equipo. Jan es uno de los mejores o el mejor del mundo. Lo tenemos nosotros y ojalá nos siga acompañando». Por lo tanto, Simeone asumiría la posibilidad de que el esloveno cambie de aires este verano.