Australia, que por petición expresa a la FIFA solicitó hace unos años jugar en la Confederación de Asia, acaba de proclamarse campeona de este continente al vencer en la final del torneo a Corea del Sur.

El partido ha necesitado de una prórroga para resolverse, ya que los coreanos lograron empatar en el tiempo añadido por medio de Heung Min Son. Pero un tanto de Troisi otorgó el título a los aussies.