El entorno de James Rodríguez está notablemente preocupado por el papel que Niko Kovac está brindando el futbolista colombiano. Sus allegados creen que el empeño del técnico croata de convertir al centrocampista en un «correcaminos sin alma» está perjudicando seriamente la carrera de un jugador que lo que necesita es poder desenvolverse en zonas más cercanas al área rival.

Según explica el diario Bild, el cafetero echa mucho de menos al anterior técnico del Bayern Múnich, el alemán Jupp Heynckes. De hecho, su entorno también ha dejado claro que si Kovac sigue al frente de la nave, su permanencia en el club bávaro más allá de la presente temporada se antoja inviable.