El Bayern Múnich cierra filas en torno a Niko Kovac. Aunque algunos medíos creían que la rueda de prensa convocada para hoy serviría para anunciar el adiós del técnico croata, lo cierto es que en ella, el presidente del cuadro bávaro, Karl-Heinz Rummenigge, ha atacado con dureza a todos aquellos que critican el rendimiento de la escuadra en este arranque de curso.

«Hemos estado celebrando una fiesta de casi seis años desde 2012. Ganamos el programa completo. Hace tres semanas, el mundo todavía estaba bien con nosotros. Ahora hemos visto cuatro partidos que no nos gustaron a todos. Pero esa no es razón para tratar al equipo y los jugadores de esta manera. Hoy es un día importante para el FC Bayern, porque anunciamos que no lo toleraremos de ahora en adelante», aseveró justo antes de que otra de las cabezas visibles de la entidad, Uli Hoeneß añadiese: «Es hora de que el club más importante de Alemania esté claramente posicionado».