Leroy Sané aparecía hace unos días en la órbita del Bayern Múnich como objetivo para mejorar la plantilla de la escuadra alemana para la temporada que viene. Y es que el club alemán podría aprovechar que el extremo de 23 años no termina de ser indiscutible en el Manchester City, donde viene de disputar 48 partidos y ha anotado 16 goles.

El extremo sería un interesante refuerzo para el equipo bávaro, que además acaba de confirmar su interés por él en palabras de su propio presidente, Uli Hoeness: «Nos interesa». El dirigente del equipo alemán lo ha reconocido en sus declaraciones al Süddeutsche Zeitung.