Comprometido con el Bayern Múnich desde el arranque de su carrera profesional, el delantero germano Thomas Müller acaba de reconocer que un determinado momento llegó a valorar la posibilidad de cambiar de aires, pero que la rápida actuación de la directiva frenó su salida.

«Hubo un momento, hace dos años, cuando esto fue un problema, cuando lo pensé. Pero el club me apoyó inmediatamente y me dijeron que siguiera aquí. Cuando el Bayern me dijo que me necesitaban y que soy un jugador importante, ya no tuve que pensar nada más», indicó en declaraciones que recoge Kicker.