Si hace unos días el acuerdo parecía totalmente cerrado, se ha producido un giro drástico de los acontecimientos. La Juventus de Turín y el Benfica habrían frenado en seco las negociaciones por Mattia Perin, quien estaba a un paso de convertirse en el nuevo cancerbero del campeón de la Liga portuguesa.

El regreso de Gianluigi Buffon a la Vecchia Signora propiciaba que Perin, de 26 años, fuera a disponer de muy pocas oportunidades en la Juventus. Según informa La Gazzetta dello Sport, el propósito del Benfica es que el portero se recupere por completo de las molestias que padece en las filas del cuadro dirigido por Maurizio Sarri. Por tanto, su llegada a Lisboa se produciría en el mes de enero.