Situado en el centro de la polémica después de unas declaraciones en las que abría la puerta a un cambio de aires si no comenzaba a tener minutos en el Real Betis, el portero danés Stephan Andersen ha querido matizar lo publicado. Así, según recoge Estadio Deportivo, el guardameta llegado a Sevilla el pasado verano afirmó que «Dije que estaba disgustado por no estar jugando en la liga, pero respetando la decisión del entrenador. Es normal, todos los futbolistas quieren jugar lo máximo posible. Estoy tranquilo, el míster me dijo que estaba muy satisfecho conmigo, con mi trabajo en los partidos y en los entrenamientos».

«Solo me queda seguir trabajando duro, confiar en mí mismo y ser paciente. Estoy muy feliz de estar aquí. Por supuesto que me gustaría jugar todo, al igual que mi compañero, pero respetamos lo que decida el entrenador», añadió.

Además, Andersen quiso dejar bien a las claras que «Expresé mi disgusto al Director de Comunicación de la Selección danesa. Malinterpretaron mis palabras en la entrevista y usaron unos titulares incorrectos. Sé que los medios de España lo publicaron, pero expresé mi enfado por algo que no había dicho y los medios rectificaron».