El proyecto de Quique Setién en el Betis ya ha empezado a andar y el club sevillano ya se ha puesto manos a la obra de cara a la confección de la plantilla para la próxima temporada. Para hacer adquisiciones primero tienen que dejar salir a algunos de sus jugadores, como es el caso de Matías Nahuel. El hispano-argentino no ha terminado de convencer en Heliópolis y, según informa el diario Marca, en el conjunto verdiblanco quieren revocar el año restante de cesión, que inicialmente se acordó con el Villarreal, sin ningún tipo de penalización económica.

Por otro lado, un fichaje que se baraja en las oficinas del Benito Villamarín es el de Jozabed. El canterano del eterno rival, el Sevilla, ha llamado mucho la atención en el Betis en su paso por el Celta. El club vigués no ha querido pagar los 5 M€ de la opción de compra contemplada en su contrato de cesión, a pesar de seguir queriendo contar con él en el futuro. El interés del Betis se une al de los gallegos y al del Alavés. El jugador pertenece al Fulham, que estaría dispuesto a dejarle marchar por una suma cercana a los 4 M€.