Paul Ince se enfrenta a un reto complicado. El exjugador del Manchester United acaba de ser nombrado nuevo técnico del Blackpool, escuadra que soñaba con retornar a la Premier League, pero que actualmente ocupa un decepcionante puesto 14 en la Championship.

Por si fuera poco, el técnico también tendrá que hacer frente a las suspicacias que genere la presencia de su hijo en la plantilla de los tangerines. Hasta el momento, Tom Ince era uno de los fijos en los onces iniciales, por lo que parece lógico que no pierda ese estatus. «Es extraño estar aquí como entrenador. He estado viendo al Blackpool como un fan los últimos 14 meses y también viendo jugar a mi hijo», reconoció el exinternacional británico.