Siniša Mihajlović afronta un momento muy complicado, todo ello a raíz de la leucemia que le fue diagnosticada durante el pasado verano. Por tanto, se desvinculó temporalmente de sus obligaciones como míster al frente del Bolonia, aunque, poco a poco, está tratando de retomar la normalidad en su cargo. No obstante, según informa TMW, el balcánico no podrá sentarse en el banquillo para dirigir a sus pupilos en la decimotercera jornada de la Serie A.

El Bolonia recibe al Parma este domingo 24 de noviembre, a partir de las 12:30 horas, en el Estadio Renato Dall’Ara. Un duelo importante para los intereses de ambos conjuntos. La escuadra local pretende distanciarse de los puestos que condenan directamente al descenso a la Serie B, mientras que las tropas comandadas por Roberto D’Aversa desean seguir escalando hacia la zona noble de la clasificación. Aun así, el aspecto puramente deportivo pasa a un segundo plano en esta situación, dado que la máxima prioridad es la recuperación de Mihajlović, de 50 años.